24 de agosto de 2009

Manzanillo: Una isla dentro de otra isla (2da y final)

El litigio de Bayamo y Manzanillo se extiende desde la propia fundación de mi ciudad, el caso es que corre envidia no se de que en el ADN de los pobladores de Bayamo, su odio e ira es tanto que no nos pueden ver ni en pintura, en Cuba se puede preguntar a cualquier ciudadano: ¿de donde es usted? y te contestan: soy de Santiago de Cuba, Camaguey, Holguín…, resaltando el nombre de la provincia, pero si le preguntas a uno de mi provincia, cuyo nombre es el único del país que tiene antecedentes nacionales al ser el nombre del yate en el que vino Fidel Castro y demás expedicionarios desde México para hacer la Revolución Cubana triunfar y te contestan soy de Niquero, Manzanillo, Bayamo… nunca dicen soy de Granma, ¿porqué? pues porque no se sienten comprometidos con ese nombre, la división del 76 trajo más sin sabores para los de esta tierra que sabores, Manzanillo perdió mucho, perdió territorios, historia, riquezas, que ahora pertenecen a la provincia de Granma (la mía) pero que todos los Manzanilleros desprecian, pero que tenemos esperanza de que algún día no lejano podamos ser independientes y o volver a adoptar la vieja división en la que la capital provincial de la antigua provincia de Oriente era Santiago de Cuba creo que la adoptaríamos mejor que a Bayamo y su comitiva de veneno.

Termino con las palabras de Fidel Castro, en el primer discurso que dio al triunfar la revolución y a su llegada a mi ciudad las cuales no dejan margen a dudas sobre el papel de la ciudad y sus hijos en la consecución del hito más importante de América en siglo XX: LA REVOLUCIÓN CUBANA.

Me he reunido en numerosa ocasiones con la multitud; pero sin embargo, me faltaba un pueblo, me faltaba una multitud, me faltaba un lugar al que había tardado ya mucho en venir. Me faltaba un pueblo que, puede asegurarse es el que más vinculado ha estado con la Sierra Maestra. Me faltaba el pueblo que, durante el primer año de guerra fue prácticamente el primer abastecedor.

[…] El pueblo del cual nosotros estábamos seguros, porque cuando se trataba de huelgas, cuando se trataba de luchas, nosotros siempre contábamos que Manzanillo estaría presente. […]

[…] con la Revolución, Cuba entera debe estar agradecida de Manzanillo porque de Manzanillo salieron los primeros dineros para la Revolución, los primeros víveres, las primeras hamacas, los primeros zapatos, las primeras frazadas, las primeras medicinas y los primeros voluntarios […]

2 comentarios:

GAD dijo...

Definitivamente, NO novelezco. Educativo en su mayoría. Muy bien redactado.

Yo tb quiero paz, mira que la guerra, ensucia y engorda.

JAIME dijo...

me gusto mas el video que este post sorry.

¿Habia cocodrilos en Cuba?, si ya se q es un criadero, pero es q pense q solo en africa habían, soy una bestia :$