4 de mayo de 2018

Mi barrio es y no es el mismo

Hoy quiero dedicar este artículo a mi barrio, esa pequeña y verdadera patria que todos llevamos dentro, hablo de mi verdadero barrio, el que me vio crecer y desarrollarme en mi ciudad natal, como bien dice el título es no es el mismo, fisionómicamente no ha cambiado en nada en tantos años, pero ya no se parece en absoluto al barrio que conocí de niño, hay muchas personas que físicamente no están entre nosotros, algunas cuyos “adioses” fueron y siguen siendo muy dolorosos y otros que no están pues emigraron a los Estados Unidos.

Antes de niño, había muchas dificultades económicas muchas más que ahora en el presente, había apagones, pero éramos más humildes y felices que ahora, esas malditas y/o benditas remesas y “misiones internacionalistas” vinieron a cagarlo todo, ahora hay gente en el barrio que se “creen cosa”, gente que antes no tenían nada y ahora porque han mejorado un poquito económicamente se han distanciado del resto. Ya nadie va a casa de nadie a tomarse ese traguito de café y chismear como antaño, no hay niños que jueguen y correteen como solíamos hacerlo nosotros, mi barrio se ha vuelto frívolo, con casas viejas y vacías, tanto física como espiritualmente, quisiera pensar por un momento que es solo un sueño, pero más que un sueño, es la triste realidad de mi barrio que ha cambiado, pero sigue siendo en cierto modo el mismo.

28 de abril de 2018

Manzanillo: La ciudad que dejo de existir


No sé porque vuelvo a escribir sobre este tema, tan comentado por este servidor, sin que ni siquiera las autoridades hagan algo, quizás lo hago por aquello de que ser manzanillero no es un gentilicio sino una forma de ser, quizás sea por ese orgullo manzanillero que muchos llevamos dentro, pero lo cierto es que no me cansaré de escribir y escribir sobre esta ciudad necesitada de tantos y tantos corazones.

Pero lo cierto es que Manzanillo fue una ciudad, hace tiempo que dejo de serlo, ahora nos hemos convertido en una aldea olvidada en el mapa, es cierto duele decirlo, pero esa es la verdad, hay quienes me critican porque todo lo critico y a todo le cojo faltas sin ver las cosas buenas, otros que dicen que soy demasiado pesimista, pero yo soy una persona muy realista y ese realismo es el que me impulsa a hablar de Manzanillo.

Hemos dejado destruir a nuestra ciudad, todos nosotros, los manzanilleros nos hemos acostumbrado a dejárselo todo al gobierno, a esperar que arreglen nuestras casas, a que las pinten, a que remocen las falladas, pero ni el nuestro ni ningún gobierno en el mundo, puede darse el lujo de llegar hasta el último ciudadano, esto es un error y esa estúpida esperanza nuestra como manzanilleros, permitió que la ciudad se deteriorara a lo largo de estos años, el país tiene una grave crisis económica, todos los sabemos, pero es nuestro deber como ciudadanos arreglar nuestras casas y así de esa forma contribuimos al mejoramiento de la imagen de cualquier ciudad.

Pasa el tiempo y siempre al volver, pues en estos momentos y ya hace mucho, no vivo en Manzanillo, regreso con la esperanza de encontrarme una ciudad con otros aires de renovación, pero la realidad es otra o más bien la misma, las calles llenas de baches, las aceras destruidas, los edificios algunos apuntalados y otros en total deterioro y/o abandono, uno se detiene en cualquier calle del centro o de algún barrio y extiende la mirada y todo es gris, apenas hay casas pintadas, no existen áreas verdes, los pocos parques que existen también deteriorados, las unidades de gastronomía con pésima imagen y en igual situación está el espíritu del manzanillero común, hemos perdido el sentido de pertenencia, pues estas cosas anteriormente señaladas dañan nuestra psiquis aunque aparentemente no lo notemos.

Hace un año aproximadamente en vísperas del 225 aniversario, el gobierno en el municipio anunciaba la futura recuperación de algunos edificios emblemáticos por su arquitectura ecléctica, pero nada de eso se ha materializado, no entiendo porque llenan al pueblo de mentiras y falsas promesas que ellos mismos saben que no pueden cumplir, no quiero que nadie diga que es culpa del bloqueo norteamericano, porque eso es mentira, pues hay ciudades en Cuba que si pueden lograrlo y otras que no, estamos muy necesitados de dirigentes que arrastren pueblo y hagan mucho por esta ciudad, necesitamos liderazgo para echar para adelante esta ciudad en ruinas.

Ahora ya no es el 225 aniversario, es el 150 aniversario del inicio de las luchas de independencia en Cuba, para la cual han anunciado planes constructivos y mucho mucho humo, pero como ya advertí con comentarios en algunos sitios web de la prensa provincial sobre el tema, no hay tiempo y ya estamos casi en mayo y no se acaban de materializar estas ambiciones.

En Manzanillo el desinterés, la apatía, la falta de sentido de pertenencia y otros males han calado muy profundo, pues es algo que se palpa a diario, ejemplo es el poco control en las obras constructivas, si inician una obra llegan un día abren un hueco de cimentos , a la semana van ponen una piedra, al mes repellan y a los 6 pintan, es así, en otros casos todo es maratónico, construyen o reparan algo en ocasión de alguna “fecha especial” y al final es un pésimo trabajo el que se hace, luego se gasta más pues hay que volver a repararlo todo y el pueblo es el que paga todo esto.

Manzanilleros por favor recuperemos nuestra ciudad, hagamos de ella nuestra casa para vivir, no se queden en sus casas a ver la vida pasar delante de sus ojos, exijan más, no importa aquello de que una golondrina no compone primavera, con una piedra se comienza un castillo, juntos podemos volver a poner nuestra ciudad en el mapa, pero tenemos que ver nuestra ciudad como lo que es y llevarla verdaderamente por dentro.

20 de abril de 2018

Cuba: De príncipe a Rey


Llegan un poco tardías estas líneas, pero vale la pena pues voy a tratar un tema del momento, el cambio generacional en la dirección gubernamental de mi país, finalmente asume la presidencia del país un hombre nacido después de la “revolución cubana” y que además no luchó en la Sierra Maestra, acompañado esta vez por otro compañero que comparte estas últimas características ya comentadas anteriormente.

Miguel Díaz Canel, el hombre que tendrá bajo su cargo dirigir al país durante los próximos años, aunque no tendrá bajo su mando la dirección del Partido Comunista, que constitucionalmente es el máximo órgano de dirección en el país, al frente del mismo continuará Raúl Castro que eventualmente podría abandonar el cargo o cederlo, en el próximo congreso del PCC o durante algún pleno futuro.

Mientras tanto el camino en cierto modo ha sido allanado para el nuevo “delfín” pues a las reformas iniciadas, solo le queda el trabajo de continuarlas, al mismo tiempo que tendrá una tarea bien difícil que Raúl no pudo solucionar y es la dualidad monetaria, que según las propias palabras de este último, ha dado muchos dolores de cabeza, otro tema que tendrá que dirigir el nuevo mandatario es la reforma constitucional, pues actualmente hay violaciones a la actual carta magna cubana, pero con la poca cultura que existe en el país, estas violaciones pasan inadvertidas para la mayoría de los cubanos, con la nueva constitución a aprobarse en los próximos meses deberá reflejar los nuevos tiempos que vive el país y recoger parte de las regulaciones, leyes y decretos emitidos en los últimos años que deben plasmarse en dicha constitución.

De pronto hay mucha expectativa y escepticismo, pues es algo que no ocurre todos los días, al menos no, de este lado.

11 de abril de 2018

Mientras llega el invierno


Es cierto que estamos en primavera, pero ya saben de que se trata esto, hablo de Juego de Tronos esa serie que trae patas arriba a medio mundo, incluyéndome a mí, es raro que en todo este tiempo no haya hablado de algo que tengo en un lugar privilegiado y no voy hablar de lo que mucho se ha dicho, solo en este año no veo la hora de comenzar a ver esos últimos 6 capítulos que HBO nos tiene prometido, un final digno para la mejor serie que la televisión ha visto en muchos años, de igual me pregunto qué me hare cuando Juego de Tronos haya finalizado, como haremos y que veremos en su lugar, pues está en un nivel demasiado alto que otras series no han podido llegarle, así que abriguémonos pues ese invierno parece ser terriblemente aterrador.

7 de abril de 2018

Siempre llegamos tarde


No, no y no, no estoy hablando del retraso que pudiéramos tener al llegar tarde alguna cita o lugar, me refiero a nosotros a los cubanos, que siempre la tecnología llega demasiado tarde a nosotros o viceversa, por ejemplo somos uno de los últimos países de todo el continente en emigrar a la televisión digital terrestre, también llegamos tarde al uso masivo de internet por parte de la población y ojo con esto, aún no llega el servicio de datos móviles o internet en los celulares como nos gusta decir, también llegamos tarde al comercio electrónico (pago y compra de servicios online), apenas estamos dando los primeros pasos en este sentido, llevo más de 10 años oyendo de la informatización de la sociedad cubana pero hasta que punto esto puede palparse?, tenemos una universidad de ciencias informáticas, más de 15000 graduados en informática y carreras afines a esta y si hay que decirlo, se han elaborado proyectos de impacto, pero se ha desperdiciado mucho el tiempo, hay que ir a pasos más agigantados, Cuba tiene que dar un salto en este sentido, es verdad hay problemas económicos pero también problemas mentales en muchos jefes y directivos que ven en la tecnología un lado malo, o mejor dicho siempre ven el lado malo de la tecnología, el mundo está cada vez más conectado y ya es hora de subirnos a ese tren, no podemos seguir llegando tarde a la tecnología.

3 de abril de 2018

Estaba equivocado


Siempre pensé que, al llegar a los 30 años, la perspectiva personal de la vida en sí misma cambiaba, que nuestra forma de pensar cambiaba y se hacía adulta, quizás sea así, pero no en mi caso, sigo siendo el mismo de siempre, pienso igual que hace 10 años o más, me pregunto ¿es así? o estoy equivocado del todo???.

29 de marzo de 2018

¿Dónde queda la modestia?

Me ha pasado ya en otras ocasiones y las justificaciones que ellos dan son disimiles, pero volvió a suceder, lo peor de esta vez es que me tuve que enterar por un periódico, imagínense por un periódico de quinta como digo yo, desde que leí el título del artículo y la foto que lo acompañaba deduce a donde iba todo y como terminaría, resulta que como en aquellas otras ocasiones, realicé un trabajo en el que sí es cierto existió un equipo de trabajo, pero la mayor parte, quizás el 85% de todo el “trabajo sucio” lo tuve que realizar yo y al final los créditos se lo(s) lleva(n) otro(s) y ahí es donde está el problema, me pregunto ¿nos cuesta tanto mencionar los nombres de quien(es) realmente realizó el trabajo?, ese es el problema la falta de modestia, honestidad y tantas otras cosas, pero tal y como lo hice en aquellas otras ocasiones, no usaré ese periódico de quinta y sus comentarios supervisados y/o censurados, aquí vuelco yo mi molestia, termino diciéndote a ti que lo hiciste ¿tenías que ser tú esta vez y de esta forma?