2 de abril de 2013

La otra cara de Bayamo

Hace unos cuantos meses ya que llevo viviendo en Bayamo capital de la provincia, eso me ha servido un poco para intentar entender cómo funciona todo desde "arriba", como se ven los municipios desde la "capital provincial".

Para empezar y una de las cosas un tanto chocantes y que realmente no me lo esperaba por el hecho de aquello de "mucho bombo" como decimos en buen cubano, fue la doble imagen que han hecho de Bayamo, sí como oyen hay dos Bayamo uno dentro del otro, o quizás solo uno con dos personalidades, el punto es que mientras en lo que es el "centro histórico" todo es limpio, organizado, con comercios y servicios y una gama de ofertas muy buenas, existe ese otro Bayamo un tanto olvidado, sucio, en el que pululan los barrios marginales, con mala atención en servicios comunales y que inciden directamente en la salud de sus pobladores.

En Bayamo digamos hay una virtual división de la ciudad, el centro al que me referí de un lado de la línea del ferrocarril, del otro lado los barrios que he descrito en segunda parte, barrios como Camilo Cienfuegos, Pedro Pompa, el archiconocido Guapea y otros muestran otra cara que usualmente al recién llegado no se le muestra y nos hacen creer que aquella imagen elegante la puedes ver en cualquier rincón de la ciudad, en esos barrios casi todas las calles son de tierra, sin sistema de alcantarillado, zanjas de aguas negras y realmente son negras y malolientes, barrios en los que siempre hay una alta incidencia del mosquito Aedes Aegypti  debido a tales problemas.

Se suponía que la capital provincial no tenía que presentar estos problemas en plena actualidad, pues como le dije a mi esposa hace un tiempo: No era necesario construir un paseo de 10 o más cuadras llenos de restaurantes, tiendas y un largo etcétera teniendo a tantas personas viviendo en barrios con tan mala situación. No es una crítica ni nada, pero creo que se deben reorientar mejor algunas inversiones y pensar más en aquellas comunidades con tan mal nivel de vida y esto es aplicable a cualquier país. Ahora que tienen por delante la celebración de los 500 años de fundada deberían incluir a esos barrios en el programa de celebraciones o inversiones.


2 comentarios:

Damian dijo...

¿te casaste?
oye he estado leyendo post anteriores, sobre tu mala experencia en un trabajo como diseñador por q te cerraron con el pago y sobre la demoloción del hotel en tu ciudad.

sigo pensando en lo de esposa.
Bien por eso. =)

José Alberto Zayas Pérez dijo...

Si, casi todas las ciudades tienen dos caras. Una de qué hablamos y sentimos orgullo y otra que preferimos no mostrar al visitante. No creo que sea diferente en La Habana o en Nueva York. Tal vez debas conocer que la capital de Granma sólo tenía 29 000 habitantes en 1959 y en el año de 1976 su población era rebasada por la cuidad de Manzanillo; en medio siglo creció más de cinco veces, acrecentado por su nueva función de capital de Provincia. Es evidente que su expansión urbanística era rebasada ampliamente por su crecimiento poblacional.
Hace unos años pude ver una foto, no tan lejana en términos histórico, expuesta en la Casa de la Nacionalidad, tal vez de 1910 o 1920, donde se apreciaba las calles de su Centro Histórico (sitio fundacional de la ciudad desde 1513) de Saco y Pio Rosado que eran de tierras, con algunos bohíos en su entorno y nosotros conocemos que toda esa zona hace muchos años están urbanizadas, igual historia acontecerá en los barrios al Norte del ferrocarril, proceso que ha venido aconteciendo de forma paulatina, con la lógica irritación de sus moradores que desean plazos más breves para solventar los problema de la vida moderna.
Renunciar a tener un polo fuerte de servicio en su Centro, sería un error, porque él nos pertenece a todos, incluyendo por supuesto a los pobladores del Norte del Ferrocarril, y suponer que redirigiendo esas inversiones hacia estos acuciantes problemas, podría resolver el conflicto, realmente no lo creo, porque las inversiones en la vivienda y la infraestructura técnica necesaria: acueducto, alcantarillado, electricidad, viales… son de una cuantía millonaria.
Aunque si coincido contigo que debemos hacer todo lo posible por lograr un balance más homogéneo de los servicios en la ciudad y cubriendo las necesidades más perentoria de sus pobladores. Sería importante, accionar con más energía para controlar el éxodo de la zona rural a la ciudad, evitando la proliferación de barrios insalubres que hace inmanejable, para sus autoridades, el poder resolver los problemas acumulados en esos nuevos repartos. Recordándote que una parte nada despreciable de su población actual llego bajo ese estatus a esas zonas periféricas, que ahora es preciso solventar a la mayor brevedad posible.
Considero muy válidos tus inquietudes y te felicito por tratar temas de actualidad que nos llevan a la reflexión y diseccionar los problemas desde diferentes ángulos. En mi caso lo hago como urbanista que he trabajo este tema y que ha sido abordado en todos los estudios urbanos de la ciudad de Bayamo.