19 de diciembre de 2013

Entre la vida y la muerte

Recientemente viví una situación extremadamente difícil amigos, nunca pensé en mi vida verme en un escenario como ese, mi vida y mi futuro dependían de un hilo, tan delgado y fino que podía haber acabado con todo en un solo instante. No voy a dar muchos lujos porque la verdad que quisiera olvidar por completo el asunto pero fue terrible, ese día no dormí en toda la noche, tenía el corazón que se me quería salir del pecho, un miedo infernal corría todo mi cuerpo y solo podía esperar a la mañana siguiente. Y cuando llegó el sol salí casi corriendo a llamar por teléfono a una amiga y hermana a pedir su consejo, lloré incluso por el mal momento que estaba pasando, perdí toda fe y esperanza, estaba sumido en pena y desolación y solo tenía que esperar y esperar.

Por la tarde recibí lo que con tanto temor temía, la respuesta que lo cambió todo, con gozo y llanto lo recibí y cambio todo, no solo el estado en el que me encontraba sino mi vida entera y doy gracias a Dios por todo, por lo sucedido y por lo que sucederá de ahora en adelante, esto confirma todo: es cierto que Dios tiene un propósito conmigo, este año he pasado por muchas pruebas muy duras todas y a el le doy la gloria porque esas pruebas han sido para conformarme a el y a pesar de los tropiezos el se ha mantenido fiel conmigo, así que Señor te doy gracias por lo que pasé porque sé también que ha sido para no perderme mas bien para tener vida eterna.


----------------------------------------------------------------
This message was sent using IMP, the Internet Messaging Program.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios nunca te pondra una prueba la cual no puedas soportar.

Delphos Mc Millan dijo...

Tienes razón!!